Más de 50 impresoras Hitachi imprimen los lácteos de Emmi en su fabrica suiza de Ostermundigen, codificando el lote en 1.500 productos diferentes, a lo largo de 20 líneas de producción.

El Cliente: Emmi

Emmi es la compañía lider en el mercado lácteo suizo, con un volumen de de 3,4 M toneladas anuales de leche procesadas en sus 25 fabricas.

La planta de Emmi en Ostermundigen emplea actualmente a más de 600 trabajadores y procesa 330 toneladas de leche cada día, lo que la convierte en la mayor planta de producción del Grupo Emmi

El producto Top ventas de Emmi son sus diez especialidades de Caffè Latte listos para tomar, pero en Ostermundigen también se procesan otros productos como yogures, helados y postres, junto con nuevas variedades que atienden la creciente demanda de leche sin lactosa.

El Reto: Codificación de lácteos a alto rendimiento en multitud de formatos de envasado

Cuando se trata de números de lote, que son esenciales para estos productos, la gestión de Emmi no deja nada al azar: “Ningún café deja la planta sin información de fecha de envasado, consumo preferente y caducidad.” También incluye información sobre la línea en que se llenaron y sellaron los cafés.

La tecnología de codificación inkjet es ideal para esta tarea. “Utilizamos diferentes tipos de tapas, desde film laminado y aluminio hasta papel. Sólo la inyección de tinta puede imprimir sobre esta amplia variedad de sustratos“.

Ostermundigen lleva confiando en las impresoras de inyección de tinta muchos años. Isidor Lauber, gerente de la planta, nos explica por qué: “Nuestras líneas de café latte producen 36.000 unidades por hora, nunca paran.”

El alto rendimiento es esencial en cada una de las dos líneas de producción de diez carriles. El cambio de producto, que conlleva modificar la de impresión en la tapa, lo realiza directamente el operador en la línea por medio de un PLC.

Wyss agrega: “Además de un alto rendimiento, necesitamos máxima fiabilidad. El mantenimiento de una codificadora nunca puede suponer una interrupción del proceso productivo.”

Las codificadoras Hitachi permiten realizar las tareas de mantenimiento de forma programada, por lo que la producción nunca debe pararse.

La Solución: Codificación de lote con impresoras inkjet Hitachi

Desde la instalación de las impresoras Hitachi, ya no hay problemas con las salpicaduras: «Todo está limpio en producción, puedes preguntar a cualquiera de nuestros empleados. Ese fue un criterio muy importante en la selección de Hitachi”, insiste Lauber.

El mantenimiento del equipo es mínimo:

“Un solo suministro de tinta es suficiente para unas 2.400 horas de funcionamiento, lo cual es muy práctico.

La legibilidad del marcaje, incluso con cambios constante de producto, es tan evidente que Emmi no necesita realizar ningún control adicional: la
óptima calidad de la impresión es evidente de un vistazo.

El Resultado: 50 impresoras codificando fecha y lote a máximo rendimiento

Hitachi ha ido estableciendo sus sistemas de impresión gradualmente en Ostermundigen, a través de su distribuidor en Suiza – Peyer Graphic.

“Emmi nos dio la oportunidad en 2006 de instalar el primer inkjet Hitachi en una de las líneas. Resultó un éxito porque el equipo funcionó bien incluso a una temperatura de 50°C en la línea de yogures”.

A lo largo de los años, se instalaron otras impresoras, una a una, en líneas más pequeñas: “Los técnicos notaron que pasaban mucho menos tiempo en las impresoras que antes.”

Cuando las grandes líneas de café con leche necesitaron nuevos equipos en 2012, estaba claro que Hitachi sería la elección con diez impresoras de inyección de tinta y un equipo de reserva por línea.

¿Quieres saber más sobre cómo Hitachi ha ayudado a Emmi en la codificación de sus lácteos? Lee aquí la entrevista completa.

También puedes visitar nuestra sección sobre soluciones de codificación para el sector lácteo. En Trébol Group trabajamos con algunos de los grandes productores nacionales, y somos expertos en la impresión de fecha y lote sobre cualquier formato de envasado de leche y helados.